Comportamiento adolescente


La mayoría de menores muestran una actitud de rebeldía hacia sus padres en algún momento, sobre todo en la adolescencia o pre-adolescencia, ya que es cuando exploran su independencia y reafirman su auto-estima. Algunos tienen el carácter más fuerte que otros, son más argumentativos o incluso han sido diagnosticados como que padecen ODD

(Oppositional Defiant Disorder), desorden por el que se niegan a obedecer en todo momento.
En cualquier caso, bien sea que tiene carácter difícil o que está pasando mala racha, puedes usar algunas de las siguientes estrategias para “aguantar el tirón”:
1. Demuestra firmeza, sé consistente. No cambies las órdenes ni las expectativas del menor según el humor en que te encuentres. Haz una lista de reglas y deberes y colócala en un sitio donde se vea. Puede que ayude.
2. Que las consecuencias sean claras y justas, atente a ellas siempre. Intenta que el castigo se ajuste a la “ofensa”, por ejemplo, si no quiere hacer los deberes, no le dejes salir a jugar a la calle hasta que los acabe.
3. Hay que ser positivo. Es muy fácil reconocer lo malo porque molesta, pero cuando el comportamiento es positivo a veces nos olvidamos de reconocerlo. Es contraproducente alabar al niño de forma vaga e imprecisa, es mejor ser específico. Por ejemplo, en vez de decir “qué bien te has portado”, dile “Me encanta que hayas ordenado tu ropa a la primera sin que te lo tenga que repetir, estoy orgulloso/a de tí”


4.Negatividad, la justa. Esto no quiere decir que ignores el mal comportamiento, sino que tus respuestas sean calmadas, neutrales y breves. Por ejemplo, “No has apagado la consola cuando te he dicho que lo hicieras. Ya sabes que me la guardo el resto del fin de semana”, coges la maquinita, te la llevas y sigues con tus cosas.
5. No entres en luchas de poder: Si ya has tomado una decisión, y le has explicado tus razones de forma clara y concisa, no entres en discusiones ni negociaciones, puesto que tu hijo tiene suficiente capacidad intelectual y te conoce lo bastante como para intentar manipularte y que cambies de idea. Al principio no le gustará, habrá que tener paciencia a, pero poco a poco entenderá que esa táctica no funciona y dejará de hacerlo.
6. Ofrécele varias opciones. Muchas veces los niños adoptan actitudes de oposición hacia los padres para sentir que tienen algo de control en su mundo, y si ven que tienen algo que decir respecto a su vida se reduce mucho el comportamiento negativo. Por ejemplo, déjales elegir la ropa que se van a poner, o pregúntales qué quieren de almuerzo para llevar a clase.

Otro ejemplo, tu hijo/a n o se pone a estudiar cuando sabe que debe hacerlo: Ofrécele ver la tele media hora y luego estudiar o estudiar y luego ver la tele, que elija. Lo normal es que decida ver tele primero, déjale. Pero cuando transcurra el plazo pactado, si se pone a estudiar, felicítale y dile que estás orgulloso de su actitud, y si no lo hace, recuérdaselo una sola ve z, y la siguiente vez que suceda lo mismo niégale la posibilidad de elegir, explicándole que la última vez no se comportó de modo lo suficientemente responsable.
La mayoría de veces nos agobiamos y no sabemos qué hacer, cuando realmente es todo cuestión de paciencia, constancia y firmeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s