Cuidado con el otoño


Es muy probable que cada vez que llega Octubre o Noviembre te sientas mal (cansancio, pocas ganas de hacer nada, triste…) no te  pasa nada grave, es la llamada depresión de otoño,

El TAE (trastorno afectivo-emocional estacional) un trastorno psicosomático (que afecta mental y físicamente) que se produce a medida que avanza el otoño y los primeros meses de invierno. Afecta más a las mujeres que a los hombres, sobre todo en la franja de edad de los 40 a los 55 años, aunque también se ha comprobado que afecta a un porcentaje de personas entre el 1.7 y el 5% de mayores de 9 años.

No se sabe con exactitud la causa de este trastorno, pero parece estar relacionado con cambios hormonales que aparecen como consecuencia de la disminución de la luz al terminar el verano. Lo que sí se sabe es que aumenta la melatonina, una hormona que es responsable de la falta de interés, los cambios en el apetito y el sueño, ya que regula la temperatura corporal.

Al aumentar la melatonina, disminuye la serotonina, que es una hormona que regula los estados de ánimo, así que al disminuir, se nos desequilibra el ánimo.

Por último, disminuye también la dopamina, que influye sobre todo en la pérdida de atención y la falta de concentración.

Los síntomas principales de la depresión otoñal son:

-Tristeza.

-Desinterés hacia las cosas en general, pocas ganas de realizar actividades.

-Dificultad o imposibilidad de conciliar el sueño, o necesidad de dormir demasiado.

-Problemas para concentrarse.

-Mal carácter, irritabilidad, mal humor, no te apetece hablar con nadie.

– Reducción del deseo sexual.

-Trastornos alimentarios: Te da por comer a todas horas o por no tener hambre en absoluto.

-Pensamientos de suicidio en casos graves.

¿Qué podemos hacer si nos encontramos así?

Independientemente de que busquemos ayuda profesional en casos graves, en los que nos recetarán probablemente algún tipo de anti-depresivo, hay varias cosas que podemos hacer:

  1. Comer bien, poca cantidad pero a menudo, cada 3 o 4 horas, y mucha fruta y verdura.
  2. Tomar valeriana u otro tipo de infusión relajante: Son naturales y ayudan a conciliar el sueño.
  3. Tomar un baño caliente con una infusión de manzanilla en el agua.
  4. Hacer ejercicio físico: El ejercicio produce endorfinas, que aumentan el bienestar. Andar y la natación son especialmente beneficiosos.
  5. Reír mucho: La risa también produce endorfinas, es conveniente intentar tomar las cosas con paciencia y buen humor.
  6. Tomar mucho hierro y vitamina C: En las legumbres, la carne roja y los cereales encontramos hierro, y la vitamina C en la fruta sobre todo, y además así evitamos catarros que nos harán sentir aún peor.
  7. Evitar pensar que somos un caso aislado, continuar con nuestros proyectos personales aunque no nos apetezca tanto, y concedernos momentos de descanso, ya que tanto cuerpo como mente necesitan disminuir el ritmo en esta época del año.
  8. Tomar Vitamina B, presente sobre todo en higos y setas.
  9. Fototerapia: Lo mejor es salir al menos media hora al día, aunque esté nublado, y mantener el interior de casa bien iluminado. (La terapia médica de fototerapia consiste en exponer a los pacientes a un espectro de luz intensa artificial, a dosis que oscilan entre los 2500 y los 10000 luxes, que es la unidad de medida de la luz).

Básicamente, se trata de que nos alimentemos de forma equilibrada, que tomemos bastante el sol, hagamos algo de ejercicio e intentemos tomarnos las cosas con humor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s