Desarrollo sexual de los niños


Muchas veces los padres se ven abrumados ante las preguntas y las acciones de sus hijos relacionadas con el sexo, y  a veces pueden enviar mensajes que pueden hacer más difícil el desarrollo sexual de sus hijos, sobre todo si sienten que no saben lo que les están preguntando o no tienen conocimientos sobre la manera en que se desarrollan los niños sexualmente y las etapas por las que pasan  y piensan que están haciendo cosas que no son “normales”

Los padres pueden cimentar las bases para que sus hijos sean sexualmente sanos, transmitiendo valores y mensajes positivos al respecto, tratando este tema con naturalidad y de forma educativa, estando dispuestos a hablar y a escuchar. De hecho, aunque no seamos conscientes de ello, todos educamos a nuestros hijos sexualmente de forma continuada, a través de nuestros pudores, caricias, silencios u opiniones. Cuanto más naturales seamos los padres a la hora de tratar estos temas, más confiados se sentirán nuestros hijos para preguntarnos sobre ellos. Por eso, es conveniente que sepamos las etapas de desarrollo más comunes y las actitudes que suelen adoptar.

Los niños se suelen desarrollar sexualmente de forma parecida, según algunos estudios, y los padres deberemos actuar según su edad. El desarrollo sexual de los niños es:

Hasta los dos años: Se exploran el cuerpo, y pueden desarrollar erecciones los niños de forma inconsciente, y las niñas tener humedad en la vagina. Empiezan a desarrollar el sentido del tacto y la identidad masculina y femenina (“esto es de niños, esto de niñas”).

Los padres deben dejar que el bebé explore su cuerpo, dando ejemplo con una conducta adecuada. Tienen que tener siempre en mente que no saben exactamente qué hacen, solo investigan.

De 3 a 4 años: Ya establecen si son niño o niña, y a veces juegan a simular que son del género contrario. Sienten curiosidad por las diferencias corporales, y juegan a “casitas” o a “médicos”. Incluso pueden llegar a descubrir que se sienten bien al tocarse los genitales, y muestran una gran curiosidad por la diferente forma de hombres y mujeres a la hora de orinar. También comienzan a preguntar cosas del tipo “de dónde vienen los niños”.

Los padres pueden ayudarles explicándoles las cosas que son iguales en niños y niñas y las diferencias en sus cuerpos. Es importante que abandonemos la perspectiva adulta sobre el sexo, y que entendamos que los niños están motivados por la curiosidad. En tono calmado, hay que explicar que esas zonas se consideran “privadas”, excepto para salud y limpieza, y que tocarse esas partes puede hacerles sentir bien, pero no se debe hacer en público.

Cuando comiencen con las preguntas, seguir la conversación de acuerdo con su edad, preguntándoles a ellos cosas como “¿y tú que piensas?”. No se debe contestar diciendo algo así como “eso no te importa” “o ya aprenderás cuando seas mayor”, porque aumentamos su curiosidad y les hacemos sentir culpables, con lo que empiezan a sentir que hablar de esas cosas es “malo”.

De 5 a 8 años: Siguen investigando, pudiendo seguir con juegos sexuales y masturbándose. Son muy curiosos con el tema del embarazo y el nacimiento de los seres vivos, y comienzan a tener mucho interés sobre los roles masculino y femenino.

Esta etapa es importante sobre todo a la hora de educar a los hijos para que no aprendan a hacer diferencias demasiado marcadas entre el rol del hombre y la mujer, que puede llevar a que de mayores sean personas machistas o abusadoras.

La postura de los padres debe ser como la anterior etapa, mucho diálogo, pidiendoles su opinión sobre las cosas, sin culpabilizarles por sentir curiosidad.

De 9 a 11 años: Comienzan a sentir interés por las revistas o las webs eróticas, se enamoran, de amigos de su edad o de personajes famosos, incluso de maestros o personas con autoridad en sus vidas. Se comparan con los demás y se preguntan si son normales. Comienzan a tener fantasías románticas.

Los padres deben respetar sus deseos de privacidad, y enseñarles valores sobre las citas con otras personas, el amor y la conducta adecuada, dando ejemplo de ello. Deben contestar a sus preguntas con naturalidad, enseñándoles el valor de la familia, y si es posible proporcionarles libros o información con vocabulario adecuado a su edad sobre sexualidad, haciéndoles saber en todo momento que cuentan con su apoyo.

ADOLESCENCIA

Este es el periodo más complicado, que comienza a los 11 o 12 años hasta los 19, está lleno de cambios en el desarrollo de la persona. Cobran una muchísima importancia el entorno social, las normas con las que viven y el modo en el que han aprendido a afrontar los problemas.

La pubertad es un periodo bisagra que queda solapado entre la infancia y la juventud. Su inicio ocurre entre los 11 y 13 años, tanto para las niñas como para los niños. Después llegan los cambios mentales y psicológicos, necesarios para afrontar la vida adulta. Los adolescentes no son niños “creciditos” ni “adultos a medio hacer”, sino personas que empiezan una etapa en la que adquieren su propia identidad. Este periodo es especialmente delicado a nivel individual, porque incluso teniendo la misma edad y siendo del mismo género, conviven con otros adolescentes, y cada cual se desarrolla de un modo muy diferente: Hay algunos con vello, senos desarrollados, la voz cambiada, con la menstruación, mientras que otros con la misma edad tienen un aspecto absolutamente aniñado, lo cual puede hacer que algunos se sientan apartados o incómodos.

La evolución es diferente en niños y niñas:

Niñas:Los primeros cambios se observan en la estatura, que empiezan mucho antes en las niñas que en los niños.

Llega el crecimiento de los senos y del vello púbico y de las axilas. Algunas veces crece mucho más una mama que la otra, pero esto entra dentro de lo normal. Con el tiempo el tamaño se iguala. El pubis se ensancha y las manos se alargan. Pasado cierto tiempo de que empiecen a crecer los senos, viene la primera menstruación. Con ella, empiezan a actuar las hormonas,  lo cual hace que suden más. Las primeras reglas suelen ser irregulares, y no aparecer todos los meses, y empiezan a aparecer los dolores menstruales. Despues de la primera regla, la niña sigue creciendo tanto en altura como en el tamaño de los senos, así como que el vello se hace más grueso. También tiene cambios en la voz, pero no tanto como los niños. Este periodo dura más o menos 5 años.


Niños: Empieza a aparecer pelo en la zona púbica, axilas y en la barbilla.

Además, cambia mucho la voz. Como los niños se preparan para la madurez sexual con la producción de hormonas masculinas, se les agrandan los testículos y se les oscurece el escroto. Normalmente, el primer cambio que se ve es que aparece vello en la base del pene. Puede suceder que en este periodo haya un leve aumento de las mamas, pero eso no es preocupante, aunque conviene estar atento y asegurarse de que desaparece a los pocos meses. Aunque ya haya tenido erecciones desde pequeñito, la primera eyaculación de semen se produce cuando el pene ha crecido y tiene su tamaño definitivo. Puede pasarle durante una masturbación, al tener una fantasía sexual o durmiendo por la noche. Más tarde, el pelo empieza a aparecer en la cara y axilas. La laringe le crece al mismo tiempo que le va cambiando el tono de voz, lo cual puede hacer que cuando hable le salgan “gallos”, cambios repentinos de voz grave y agudos. Este periodo suele durar 5 años, y durante este tiempo los testículos siguen aumentando y el pene se va haciendo más grueso.

Es normal sentirse incómodo/a al tratar estos temas, pero hay que escuchar mucho y darles seguridad. Desde los primeros años es importante fomentar hábitos saludables y la autoestima, depositando en ellos el grado de responsabilidad adecuado a su edad y haciéndoles ver que muchas decisiones traen consecuencias, por lo que se debe reflexionar antes de decidir, y por eso es necesario saber cómo van madurando y los cambios que suelen experimentar en mayor o menor medida.

Anuncios

13 Respuestas a “Desarrollo sexual de los niños

  1. He pillado a mi hija cn 6 años vuendo videos d hombres haciendo pipi q hago?

    • Es bastante normal y no debe asustarte. A los 6 años la curiosidad aumenta,y conforme la niña va creciendo se da cuenta de que existen dos sexos distintos, empieza viendo que orinan de forma diferente y es cuando empiezan con juegos que incluyen la exploración de los propios genitales y de los de otros (juegan a médicos, a papás y mamás ) y suelen incluir besos y abrazos y mirarse los genitales.
      El cuerpo de los adultos empieza a llamarles la atención,ya que ven que no es como el suyo, y más si ella es niña y mira a un hombre. Puede que esa curiosidad haya sido lo que la haya hecho observar este tipo de cosas, y no se atreve a preguntar sobre ello, porque ha observado incomodidad por vuestra parte cuando ha intentado hablar del tema, por lo que piensa que no os gusta o que es algo malo y ha decidido averigüar sin preguntar.
      Lo más sencillo sería hablar con toda la naturalidad del mundo sobre esto, intentar explicarle con calma y con lenguaje claro lo que está viendo, sin darle muchas vueltas, y una vez lo entienda dejará de considerarlo interesante.

  2. XD XD XD gracias por esta gran informacion

  3. Gracias por la informacion me aservido mucho es normal que una nina d 10 se bese con uno d 11

  4. maria del rosario perez

    Mi niña tiene 4añitos y constantemente busca la msnera como de sentir sensacion no se como llamarle yr da miedo x que me ha combulcionado la verdad no se q hacer estoy desesperada

    • A los cuatro años los niños y niñas tienen mayor curiosidad por la diferencia de genitales y buscan la comparación de él con otros niños y adultos.Les llama mucho la atención la desnudez y querrán tocar a los padres cuando se bañen juntos; desde luego en esta etapa comienzan las incómodas preguntas para los padres como por ejemplo ¿por qué yo no tengo lo mismo que papá o hermano? Los juegos sexuales en esta edad son normales, se basan en su enorme curiosidad y deseo de explorar. Esto es una acción inofensiva al que no se le debe prestar mayor atención, ya que si no le das importancia, posiblemente al crecer se le pasará la costumbre. En cambio, si le reprendes fijará su atención en ello y cuando crezca puede que asocie sus órganos sexuales a algo malo.
      Aquí lo importante es que no te angusties,es algo normal, sino que respondas de manera natural y clara a las preguntas de tus hijos.

  5. es normal que una niña de 2 años 8 meses, se toque frecuente o insitistentemente la vagina? se que esta explorando su cuerpo, y esta descartado totalmente algun tipo de buso, pero que puedo hacer ante esto?

    • Es absolutamente normal que los niños se toquen los genitales, muchos niños lo hacen desde que son bebés, forma parte de la exploración de su cuerpo, pero además se ve favorecido porque les produce placer. No es algo preocupante, no hay que hacer nada especial salvo empezar a enseñarles que esas cosas no se hacen en público, (como no se hacen otras cosas como hurgarse la nariz, por ejemplo). En cualquier caso, si lo hace de forma demasiado frecuente y durante un tiempo prolongado, convendría ir al pediatra por si se trata de alguna infección o irritación en la piel.Si eso queda descartado, hay que ver si el niño se aburre, si le falta espacio o juguetes para jugar y dar salida a su energía, si le sacamos poco o si le falta contacto con otros niños.

  6. gracias por la información me ha sido de mucha utilidad

  7. eso es como muy grosero no saben hablar nd estupidos uiiiiiiiiiiiiii

  8. porfavor brindar informacion bibliografica de donde se obtuvo esa informacion, les le agradeceria

    • Los artículos los preparan, en general, los voluntarios, y cada uno tiene su especialidad, su experiencia y su propia bibliografía. Adjuntamos algunos de los libros que nos aconsejó nuestra psicóloga voluntaria:
      – Friedrich, W. N., Fisher, J., Broughton, D., Houston, M., & Shafran, C. R. (1998). Normative sexual behavior in children: a contemporary sample. Pediatrics, 101 (4), E9
      – American Academy of Pediatrics. (2001). Policy statement. Sexuality education for children and adolescents. Pediatrics, 108, 498-502.
      – Goldman, R. & Goldman, J. (1988). Show Me Yours: Understanding Children’s Sexuality. New York: Penguin Books.

  9. Es en la etapa infantil cuando se debe preparar una comunicacion abierta sobre adopcion lo que dara buenos frutos mas adelante. Los ninos comienzan a preguntarse acerca de su madre biologica las preguntas sobre sus padres biologicos suelen llegar algo mas tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s