Los peligros de Internet: Cómo proteger a los niños


Hoy dia a casi todos nos gusta navegar por Internet. Bueno, ¿Y por qué no? Realmente la red presenta miles de ideas, recursos, experiencias… y navegar por ella puede ser una fuente de entretenimiento y adquisición de conocimientos.

Sin embargo, debido a la imposibilidad de control sobre tanto contenido es muy difícil saber cuando algo pasa de ser positivo a volverse peligroso, porque la misma tecnología que te ayuda a explorar la web hace que sea fácil extraerte información personal para que otros puedan aprovecharse de la situación. Los programas de control parental son muy efectivos cuando son más pequeños, pero cuando ya llegan a la pubertad o a la adolescencia los padres tienen bastante más difícil el controlar lo que hacen sus hijos ya que estos utilizan ordenadores públicos o los de sus amigos, por lo que es más aconsejable hacerles conscientes de lo que deben y no deben hacer y enseñarles a responsabilizarse de ello. El problema es que para poder enseñarles los padres deben conocer bien el tema, así que intentando resumir al máximo los principales peligros que nos podemos encontrar al navegar por Internet:

1. Robo de datos personales:

Contraseñas robadas, direcciones, números de seguridad social, NIF, tarjetas de crédito, información de nuestras cuentas bancarias….Toda esta información la pueden conseguir los delincuentes por medio de su propio software, el cual captura nuestras claves cuando las tecleamos, o a través de e-mails que parecen legítimos pero que engañan al usuario para que les enviemos una respuesta con nuestros datos, (como esos mails supuestamente de nuestro banco donde dicen que les enviemos nuestras claves porque las han perdido, por ejemplo).

También pueden usar los datos para espiar, chantajear, o secuestrar tu cuenta corriente, operando con tus datos personales como si fueras tú.

Los menores no arriesgan tanto en el aspecto financiero como los adultos, pero se exponen más a que otros utilicen su identidad online.

2. Software malicioso:

Es el término que se utiliza para referirse a programas que se meten en tu ordenador sin que lo sepas y que tienen la intención de destruir datos, molestar o aprovecharse de nuestra información. Aquí se incluyen virus, troyanos, o programas espías. Normalmente se nos meten en el ordenador cuando le damos al clic para instalar programas que ya están infectados, cuando abrimos correos adjuntos o al entrar en ciertas páginas web. Los jóvenes sobre todo utilizan continuamente  los programas que comparten archivos y enlaces en las redes sociales. Los distribuidores de estos programas maliciosos saben que los jóvenes buscan mucho números de serie, programas gratis o música gratis pirateados.

3. Contenido inapropiado:

Principalmente se trata de pornografía, contenidos violentos o que inducen al odio… pero, ¿cómo sabemos lo que es inapropiado para un menor? Se trata básicamente de sentido común, dependiendo de la edad del niño, y puede ser que varíe dependiendo de los valores y las ideas de cada persona. Internet es algo tan amplio que no existe ningún tipo de censura, ya no solo en las páginas web, sino en chats, foros, mails…el problema, además, es que muchas veces el niño no está buscando ese tipo de contenido específicamente, pero aparecen enlaces o pop-ups (ventanas que se abren de repente en medio de la pantalla) que les llevan a ello, y por regla general, además, dichas páginas contienen programas maliciosos que descargan virus en los ordenadores.

Otro tipo de contenido inapropiado puede ser el animar a los menores a usar ciertas drogas, cómo preparar explosivos, ocultar a los padres la anorexia….

 4. Ciber-abusos

Las intimidaciones y los abusos por parte de compañeros en el colegio son ya algo que asusta. Pero cuando se hace por Internet, hace mucho más daño, porque incluye cotilleos, rumores, amenazas e insultos que se extienden via e-mail o redes sociales y que son muy difíciles de detener. Por desgracia, es muy difícil defender a nuestros hijos de estas cosas, tanto en la vida real como virtual, pero la mejor defensa es detectarlo con rápidez y saber qué opciones tenemos para evitarlo.(¿Se pone el niño o la niña nervios@ cuando se sienta con el ordenador o coge el móvil? ¿Habla lo suficiente sobre sus cosas con sus padres?)

 5. Depredadores

 Son la pesadilla de todos los padres: Que algún desaprensivo se aproveche de sus hijos utilizando las redes sociales pretendiendo ser igual de joven que ellos. Estos individuos suelen tomarse su tiempo haciendo amistad con los pequeños, pretendiendo que son de sus edad o que tienen sus mismos intereses y recopilando información personal y otras pistas sobre los pequeños en el mundo virtual, buscando conocer sus vulnerabilidades y su vida de modo que se conviertan en alguien emocionalmente cercano para ellos, y  luego poder chantajearles, secuestrarles o hacer cosas en el mundo real.

 6. Apuestas online

 Existen miles de páginas de apuestas en Internet, y cualquiera con un número de tarjeta de crédito puede acceder y apostar. Aunque los menores no pueden apostar por ser ilegal, hay que estar pendiente de los extractos de gastos que nos envíen.

 CONSEJOS PARA LOS MENORES AL  UTILIZAR INTERNET

 1.Que se lo piense bien antes de darle al botón de Enter cuando te aparece una página por ahí en medio o Pop-up. ¿Tiene claro lo que es y para qué sirve? Si no, que llame a un adulto.

2. Si ve que navegando por Internet  aparecen de forma demasiado continuada pop-ups (ventanitas que van pasando por la pantalla), a pesar de que las va cerrando, que se lo diga  a un adulto, porque posiblemente tenga algún programa malicioso instalado en el ordenador que puede dañarlo.

3. Alguien le ha enviado un e-mail. ¿Sabe quien se lo manda? Pues si no lo sabe que no lo abra, simplemente que lo borre, lo más probable es que sea un virus.

4. Alguien  manda un mail desde una página que conoce o que no conoce, da igual, pidiéndole  claves o diciéndole que pinche en un enlace. Que no lo haga, y ante la duda, pregunte a un adulto.

5. Cuando ponga claves, que se las invente bastante largas y con números y letras intercaladas.

6. Descargar solo programas legítimos, que no sean piratas, y de sitios de confianza.

7. Enseñar a los niños a que avisen a un adulto cuando vean algo sospechoso, y estar un poco pendiente de donde se meten. Existen los programas de control parental,que son muy útiles hasta ciertas edades, pero es necesario insistir en que los más mayorcitos saben perfectamente evitar el control del programa, por lo que lo mejor es tener el ordenador en sitios visibles para todos (en un salón, por ejemplo, mejor que en la habitación del menor donde puede cerrar su puerta), y así limitar al niño a participar en foros y lugares apropiados para su edad. Es necesario inculcarles responsabilidad a la hora del uso de la web. Que tengan claro que si existen abusos o amenazas hay que hablarlo con un adulto, para que se encargue de denunciarlo y que pare, y hacerlo rápido, sin borrar pruebas y guardando todo en el ordenador.

8. Los niñ@s deben ser conscientes de que se exponen a los depredadores, principalmente cuando chatean con extraños y hacen que sus fotos y sus detalles personales sean accesibles públicamente. Las principales líneas de conducta ante esto deben ser utilizar los programas de control parental, revisar los contactos de los pequeños para evitar que se introduzca alguien desconocido en la vida real, y enseñarles a hablar en los privados, pero principalmente se trata de hablar con ellos de forma franca y abierta las tácticas de estos desaprensivos y mostrarles los peligros que puede entrañar establecer contacto con ellos, sobre todo inculcarles que jamás deben tener contacto en la vida real con alguien que se ha metido en su Chat sin conocerse, porque la mayor parte de las veces son pederastas.

9. Especial mención hacemos a las web cam. Si puede ser, que no la utilicen. Los pederastas y este tipo de individuos “depredadores” buscan niños y adolescentes  con camara web y les convencen para que se expongan a sí mismos o hagan cosas ante la cámara a cambio de amenazas, regalos o dinero. Por supuesto, lo hacen de forma gradual empezando por cosas inocentes.

Si no se necesita en casa la web cam, mejor no tenerla. Y si va incorporada a la pantalla del ordenador, es mejor tener el aparato en una sala común. Cuando no se utilice, taparla o desenchufarla, y que tengan claro que cualquier cosa que hagan ante la cam la va a poder ver gente en todo el mundo.Por supuesto, que no hagan pública la URL de la webcam en la web.

 CÓMO PRESENTAR DENUNCIAS

No borres nada de lo que te hayan enviado que pueda suponer el delito, como amenazas, correos, páginas que tengas guardadas con capturas de pantalla…..

Recopila toda la información que creas de utilidad: página web (los registradores de dominios te permiten acceder a la información sobre quien ha registrado ese dominio), correos electrónicos (incluyendo las cabeceras), contratos, …

Si la denuncia concierne a una información que esta publicada en una web es importante dar fe de ese contenido bien a través de testimonios o bien solicitando un acta notarial por si ese contenido es eliminado.

Pon la denuncia en el organismo competente, en caso de duda dirígete a los cuerpos de seguridad del estado.

POLICIA NACIONAL: Email: delitos.tecnologicos@policia.es

Tel: 91 582 27 51
Tel: 91 582 23 07

GUARDIA CIVIL: Email:delitostelematicos@guardiacivil.org
Tel: 91 514 64 00

Anuncios

Una respuesta a “Los peligros de Internet: Cómo proteger a los niños

  1. esta bien la pregunta primera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s